Dreamers: el sueño español

Dreamers: el sueño español

Con 5.900.000 parados de los cuales el 50% son de larga duración, la tasa de roza el 26%. En cuatro años casi dos millones de personas han abandonado España, un terrible dato que evita que el paro supere los seis millones.

Desde junio de 2011 han emigrado 375.000 personas, de hecho, España es ya el segundo país que más envía a Reino Unido.  Pero más allá de esta realidad hay otra y es que no emigra quien quiere, si no quien puede. Emigrar es un proceso costoso no asumible para todos el mundo que se suma a la barrera lingüística que es un hándicap para todos los países de la UE que tendrá que superarse algún día.

A diferencia de la emigración de los años 60, cuando los emigrantes españoles tenían baja cualificación y ocupaban los puestos de trabajo que los nacionales no querían, actualmente el 91% de los emigrantes españoles tiene estudios universitarios de los cuales el 31% son ingenieros.  Jóvenes  formados y con conocimiento en idiomas que ante  el nefasto futuro al que tendrán que enfrentarse en España decide hacer las maletas y probar suerte nada más terminar la carrera en otro país o cuando ya se han cansado de darse contra un muro al buscar empleo en España. Esto supone un doble mazazo, no sólo por que se marchan trabajadores preparados sino también por su formación ha salido de los recursos públicos.

Después tendremos que seguir oyendo que los jóvenes emigran por su espíritu aventurero y que el paro desciende en España. ¿Cómo no va a hacerlo? Y es que la tasa de desempleados no baja por que se cree empleo o por que deje de destruirse sino porque la gente se marcha.

Desde 2009 el número emigrados en busca de empleo ha aumentado en 460.000. El Padrón de Españoles Residentes en el extranjero a uno de enero de 2013 reflejaba que había 1,93 millones, es decir, casi dos millones que deja de engordar las listas del paro en España.  Triste ¿Verdad?

About author

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *