«¿Harto del país de pandereta?» ¡Hazte extranjero!

«¿Harto del país de pandereta?» ¡Hazte extranjero!

Pues no, más bien harta de anuncios que venden resignación y conformismo. Estoy harta del “es lo que hay”.

«¿Harto del país de pandereta?» ¡Hazte extranjero! Así empieza la nueva campaña de Campofrío y continua: “Somos los últimos del ránking ¿De cuál de ellos? De todos” y sigue con un mensaje se supone que de ensalzamiento de los valores “españoles” que a mi parecer según el anuncio no son otros que la fiesta.

¿Qué vende? A mi que me lo expliquen. Según La voz de Galicia: “La nueva campaña de Campofrío lanza su nuevo anuncio navideño cargada de positivismo”. ¿Positivismo? ¿En dónde? Yo lo único que veo en él es conformismo y resignación. Para más inri aclararles a los defensores de “lo español” que Campofrío tiene poco o nada de español. Actualmente, el grupo chino Shuanghui, que posee un 37 % después de adquirir el grupo estadounidense Smithfield y la empresa mexicana Sigma, que ya tiene un 35% de la empresa y está interesada en controlar el 100%.

Así que no importa si somos un país de vergüenza que ha retrocedido cuarenta años en todo, lo único que nos importa es la fiesta, que por otro lado se nos da bastante bien.  Según OCDE los adultos españoles de entre 16 y 65 años estamos a la cola en comprensión lectora y matemáticas. Obtenemos 252 puntos en comprensión lectora, 21 puntos por debajo de la media de la OCDE y 19 de la Unión Europea. Pero en matemáticas es aún peor, tenemos 246 puntos, es decir, 23 puntos menos que la media de la OCDE y 22 menos que la UE.

Y si los rákings se quedarán ahí… pero es que de acuerdo con los datos de Unicef, la tasa de pobreza infantil es del 27,2%, unos dos millones y medio de niños sufren malnutrición. La tasa de desempleo es del 26,7%. España, el segundo país tras Siria donde más aumenta la percepción de corrupción, nos situamos en los 59 puntos (de la posición 30 a la 40 en tan solo un año) por detrás de Brunei y Polonia y justo delante de Cabo Verde. Y es que el escándalo de los papeles de Bárcenas, el caso Urdangarin, la sentencia del caso Malaya, los ERE andaluces, los paseos en yate de Feijóo y el narco Marcial Dorado y otras muchas cosas que ya se nos van olvidando en algo tenían que afectar.

Pero nosotros a lo nuestro, al bar, a seguir “invitando aunque no tengas un duro” como dice el anuncio.

 

About author

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *